Jamón Ibérico VS Prosciutto – Fanatically Food

¿Eres un amante de los sabores intensos y delicados del jamón? Entonces seguramente te has encontrado con el eterno debate entre el Jamón Ibérico y el Prosciutto. En este artículo, desvelaremos los secretos detrás de estas exquisitas delicias culinarias, para que puedas descubrir cuál de ellas se ganará tu corazón (y tu paladar). ¡Prepárate para un viaje gastronómico inolvidable en el que te sumergirás en el apasionante mundo del jamón!

Jamón, tocino, tocino canadiense, prosciutto, lomo; con tantas opciones decadentes, ¿cómo puedes elegir un corte o preparación de carne de cerdo? Cuando las comparaciones a menudo se dividen en «pros» y «contras», ¿cómo puede alguien comparar dos productos de carne de cerdo cuando no existe ninguna desventaja?

De todos modos, hay dos piezas de carne en particular que compiten un poco por el primer lugar: Prosciutto y jamón ibérico.

Ambos están rebanados, ambos son deliciosos… entonces, ¿cuál es la diferencia?

El jamón ibérico y el prosciutto se procesan de la misma manera. Aún así, su mayor diferencia radica en el hecho de que provienen de diferentes variedades de cerdo, lo que en última instancia conduce a diferentes perfiles de sabor. Prosciutto está hecho de razas de cerdo Large White, Landrace o Duroc y, a menudo, es un componente de un plato más grande. Por el contrario, el jamón ibérico se procesa a partir de cerdos ibéricos y normalmente se come sin acompañamiento.

Jamón Ibérico VS Prosciutto - Fanatically Food

¿Qué es el Jamón Ibérico?

El Cerdo Ibérico es un cerdo español de patas largas y poco pelo. Es grande, tan grande de hecho, que gruesas venas de grasa recorren la carne de este cerdo. Esta carne se cura a su vez durante 2-4 años y se convierte en el codiciado jamón ibérico. Estas vetas de grasa permiten un proceso de curación más largo del jamón ibérico, lo que conduce a un sabor dulce complejo que, según algunos, no tiene comparación con ninguna otra carne curada.

¿A qué sabe el jamón ibérico?

Has leído sobre bellotas y bandas de grasa, pero ¿cómo se traduce eso en una diferencia de sabor? Deliciosamente marmolado, este jamón que se derrite en la boca tiene un sabor más dulce, más floral, terroso y a nuez en comparación con el prosciutto.

¿De dónde viene el sabor único del cerdo ibérico?

Jamón Ibérico VS Prosciutto - Fanatically Food

Los cerdos ibéricos tienen una dieta diferente a los criados para jamón. Rico en bellotas, la dieta del cerdo ibérico es lo que hace que su carne sea tan grasa. De hecho, los cerdos ibéricos pesan alrededor de 200 libras en solo 10 meses de comer alrededor de 20 libras de bellotas al día. Durante el proceso de curado, esta grasa se derretirá lentamente a medida que se desprende la mitad del peso del cerdo, dando paso a la carne de color dorado intenso que se encuentra debajo.

¿Qué es el jamón serrano?

Prosciutto es una traducción literal de la palabra italiana para «jamón», pero cualquiera que haya disfrutado de una delicada loncha de este «jamón» sabe que es mucho más que una simple loncha de fiambre. Hay dos variedades de prosciutto: «crudo», o crudo, y «cotto», o cocido.

Cuando se habla de prosciutto, a menudo se hace referencia a la variedad cruda «crudo». Prosciutto crudo es un salami curado con sal hecho de piernas de cerdo que se dejan reposar en el transcurso de unas pocas semanas. El producto resultante es una tira de carne dulce y salada de color rosa salmón, translúcida y fina, salpicada de abundantes vetas de grasa.

¿Cómo debo comer jamón?

Es perfectamente aceptable disfrutar del prosciutto solo simplemente metiéndose una tira en la boca (¡qué suerte!) y disfrutando del complejo baile entre lo salado y lo dulce. Sin embargo, la mayoría de las veces, el prosciutto se sirve con frutas, nueces, rebanadas de pan y quesos como elemento proteico de una tabla de charcutería. Otras formas de disfrutar el prosciutto incluyen:

  • Bruscetta cubierta con prosciutto
  • Como proteína en ensaladas
  • Como aderezo para pizza
  • Envuelto alrededor de espárragos
  • Como la carne en un panino
Jamón Ibérico VS Prosciutto - Fanatically Food

¿Son seguras las carnes curadas para comer?

En resumen, sí. Si bien «curar» es diferente de usar calor para cocinar, las carnes curadas todavía se consideran perfectamente seguras para comer.

Sin embargo, una excepción a esto es para las personas que están embarazadas; cuando está embarazada, su sistema inmunológico es menos efectivo para combatir enfermedades que podrían ser causadas por pequeñas cantidades de bacterias que no se eliminaron por completo durante el proceso de curación.

Conclusión:

El jamón ibérico y el prosciutto son productos de cerdo curados conocidos por sus perfiles únicos de sabor salado-dulce y contenido de grasa decadente.

La mayor distinción entre los dos es que el jamón ibérico proviene de un cerdo más gordo y se cura durante más tiempo que el prosciutto, lo que lleva a un sabor más complejo en general que, según muchos, debería disfrutarse solo.

El prosciutto es menos graso, tiene un período de curado más corto y, a menudo, se usa como un elemento o ingrediente de un plato en lugar de como un plato en sí.

Sin embargo, una cosa que tienen en común es que el jamón ibérico y el prosciutto son deliciosos y seguros para disfrutar.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario