Semilla de anís: más que un saborizante para la salchicha italiana

La semilla de anís, ese pequeño ingrediente que normalmente asociamos con el sabor característico de la salchicha italiana, nos sorprende con sus múltiples beneficios y usos en la gastronomía. Más allá de su papel como saborizante, esta semilla milenaria posee propiedades medicinales, promueve la digestión y añade un toque de frescura a diversos platos. Descubre en este artículo cómo la semilla de anís se ha convertido en mucho más que un simple condimento para la deliciosa salchicha italiana.

El anís obtuvo su nombre en latín del término griego para eneldo debido a que se confunde con esa hierba. Como resultado, todos los idiomas que descienden del latín han conservado la palabra latina para la especia sin mucha alteración.

La planta de anís probablemente se originó en Egipto, pero puede provenir del Mediterráneo oriental o de Asia occidental. El anís se usaba en el antiguo Egipto desde el año 1500 a. El anís fue más tarde popular en Roma. El matemático Pitágoras fue uno de los fanáticos romanos de la especia y ensalzó las virtudes de todas las partes de la planta, incluidas las semillas. Tanto Hipócrates como Dioscórides sugirieron su uso como remedio para la tos, mientras que la mayoría de los romanos lo usaban principalmente como ayuda digestiva. Era popular para su uso en pasteles de boda con especias. Se cree que este pastel de bodas con sabor a anís fue el primer pastel de bodas.

Durante la edad media, el cultivo y uso de la semilla de anís se extendería por toda Europa. Se utilizaba principalmente con fines medicinales. Era tan apreciado como medicina que en el siglo XIX, los alemanes comenzaron a usarlo para dar sabor a su pan.

Ha sido reemplazado gradualmente en la cocina occidental por anís estrellado, que es una planta no relacionada a pesar de compartir su nombre con el anís. Hoy en día, el anís se cultiva principalmente en varias partes de Europa, así como en Siria y Marruecos.

Perfil de sabor de semilla de anís

El sabor del anís está ampliamente asociado con el de los dulces de regaliz, ya que es el sabor principal en la mayoría de los dulces de regaliz fabricados en América del Norte. Su sabor también se puede comparar con el del hinojo.

Beneficios para la salud de la semilla de anís

La semilla de anís está repleta de una variedad de nutrientes importantes como:

  • Calcio: La semilla de anís es una rica fuente de calcio, que es más conocida por proporcionar beneficios para la salud de los huesos. Además de ayudar a desarrollar huesos fuertes, el calcio ayuda a que los nervios y los músculos funcionen como deberían. Una porción de 1 cucharada de semillas de anís proporciona el 4 por ciento de su requerimiento diario de calcio.
  • Hierro: El hierro es otro mineral que es importante para una buena salud y la semilla de anís también contiene mucho. Además de ser crucial para producir hemoglobina, el hierro también es importante para la función muscular y cerebral. Puede obtener hasta el 14 por ciento de su requerimiento diario de hierro de 1 cucharada de semillas de anís.
  • Vitamina C: La vitamina C también se llama ácido ascórbico y sus beneficios van desde ayudar con la formación de tejido conectivo hasta fortalecer su sistema inmunológico y ayudar con la absorción de hierro. De una cucharada de semillas de anís, obtienes el 2 por ciento de la vitamina C que necesitas cada día. Ese 2 por ciento es solo una fracción de su requerimiento diario; sin embargo, aún vale la pena mencionarlo dado el pequeño tamaño de la porción.

Puede usar semillas de anís para prevenir o controlar condiciones como:

  • Insomnio y ansiedad: El insomnio está asociado con una variedad de problemas de salud importantes, como el asma y las enfermedades cardíacas. La semilla de anís se puede utilizar para ayudar a asegurar el sueño y mejorar la calidad del sueño. Los efectos sedantes del anís se extienden al tratamiento de la ansiedad además del insomnio.
  • Flatulencia: La semilla de anís se ha utilizado durante mucho tiempo como tratamiento para los gases y los calambres que pueden surgir con ellos. Se ha utilizado para este propósito desde la época de la antigua Roma.

Usos comunes de la semilla de anís

El anís se usa principalmente en dulces, incluidos pasteles y dulces. También es un ingrediente común en los alimentos salados, incluidas las sopas y los platos que contienen tubérculos. La semilla de anís es mejor conocida en los EE. UU. como el principal saborizante de la salchicha italiana que aparece en la pizza. Además de su uso en alimentos, la semilla de anís es el principal saborizante en varios licores tradicionales, incluidos el Ouzo de Grecia y el Pernod de Francia.

[amazon_link asins=’B01JV3WHUW,B003X43DFY’ template=’ProductCarousel’ store=’spiceography-20′ marketplace=’US’ link_id=’78560a57-9e56-11e7-a001-494ea4d7287d’]

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario