Shoyu: la salsa de soja propia de Japón

¿Eres fanático de la gastronomía japonesa? Entonces seguramente has probado el shoyu, la salsa de soja propia de Japón que añade un sabor único a tus platos favoritos. En este artículo descubrirás todo lo que debes saber sobre esta deliciosa salsa y cómo incorporarla en tu propia cocina. ¡Prepárate para sorprenderte con el exquisito sabor y las múltiples propiedades del shoyu!

Shoyu es el nombre japonés para salsa de soja. En Japón, se aplica a varios tipos de salsa de soja.

La salsa de soja llegó a Japón en el siglo VII. Fue traído de China por monjes budistas. La versión china se modificó en Japón, lo que resultó en un producto más delgado y claro que la salsa de soya china.

Como toda salsa de soja, el shoyu se elabora a partir de una pasta de soja combinada con cereales y salmuera junto con un tipo de moho que los japoneses llaman koji. El precursor más antiguo conocido del shoyu se llamaba hishio, que también es lo que los chinos llaman jiang.

Una variedad de hishio llamada kokubishio contenía muy poco o nada de trigo y tenía una consistencia muy similar a la masa a partir de la cual se prensa el shoyu actual. La introducción y posterior popularidad del hishio probablemente fue el resultado de la entrada del budismo en el país y el cambio a una dieta pescetariana. Después de su introducción, las salsas a base de soja reemplazaron a las salsas a base de carne y pescado durante los siglos siguientes.

Hishio evolucionaría a misoque se convertiría en Tamari. Tamari se convirtió en shoyu. Según la leyenda, la evolución se debió a los descubrimientos de un sacerdote zen japonés llamado Kakushin que aprendió a hacer miso Kinzanji en un viaje a China.

Cuando regresó a Japón, fijó su residencia en Yuasa, un pueblo en lo que hoy se llama la prefectura de Wakayama. Comenzó a hacer el miso que descubrió en China y descubrió que el líquido de los recipientes era un gran condimento. Este subproducto líquido del miso de Kakushin era tamari. Si bien es discutible si Kakushin realmente inventó el tamari, los historiadores están de acuerdo en que Yuasa fue uno de los primeros centros de su producción.

En el siglo XIII, Yuasa se había ganado la reputación de producir algunos de los mejores tamari. La producción de tamari experimentaría un rápido desarrollo durante el período Muromachi en el siglo XIV al XVI. Se descubrieron nuevos métodos de producción.

En el siglo XVI apareció el término tamari-shoyu. Se utilizó para el líquido extraído específicamente del miso Kinzanji. El término tamari (sin shoyu añadido) se limitaba entonces al condimento líquido de la soja fermentada sin grano o con muy poco grano.

Hacia finales del siglo XVI, el tamari-shoyu se hizo popular en Edo. A mediados del siglo XVII, Choshi se convertiría en el centro de producción de shoyu en el área alrededor de Edo. Los fabricantes allí descubrieron que la adición de trigo le daba un sabor y olor sabrosos al tamari-shoyu. El trigo lo hizo más oscuro y le dio un sabor y un aroma más ricos. En ese momento, se hizo conocido simplemente como shoyu.

Perfil de sabor de Shoyu

Hay varias variedades de shoyu que varían en oscuridad e intensidad de sabor, pero todas ofrecen las notas fuertes de caramelo y umami que esperas de la salsa de soya. Todos son salados en diferentes grados.

Beneficios para la salud del shoyu

Puede obtener una variedad de nutrientes del shoyu, que incluyen:

  • vitaminas B: Shoyu es una buena fuente de vitaminas B como niacina, riboflavina y piridoxina.
  • Minerales: Shoyu contiene altos niveles de hierro, magnesio y fósforo.

Puede usar shoyu para tratar o prevenir estas condiciones:

  • Obesidad: Use shoyu para agregar sabor a la comida sin aumentar el conteo de calorías.
  • Osteoporosis: Se cree que las isoflavonas del shoyu reducen la pérdida de densidad ósea que se produce a medida que envejecemos.

Usos comunes

Shoyu se usa como salsa para mojar en la mesa y como condimento líquido sabroso en la cocina.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario