Cómo usar una caldera doble para cocinar verduras al vapor

¿Te gustaría aprender a cocinar verduras al vapor de manera fácil y rápida? En este artículo te enseñaremos cómo aprovechar al máximo una caldera doble para lograr platos deliciosos y saludables. Descubre todos los secretos de esta técnica culinaria y sorprende a tus seres queridos con recetas llenas de sabor y nutrientes. ¡Prepárate para convertirte en un experto en cocinar al vapor!

Lo más probable es que la última vez que usó una caldera doble fue para derretir un poco de chocolate para cubrir un postre. Sin embargo, esa no es la única forma en que puede usar una caldera doble. Las calderas dobles son herramientas multifuncionales que se pueden usar para cocinar y recalentar una variedad de alimentos diferentes, incluidas las verduras.

Cuando use una caldera doble para cocinar verduras al vapor, deberá asegurarse de tener una olla y un tazón lo suficientemente grandes. Luego cubra el recipiente con una tapa y cocine suavemente las verduras hasta que estén tiernas. Después de que estén cocidos, simplemente sáquelos y sazónelos a su gusto.

Aunque la doble ebullición es bastante fácil, hay un par de cosas que debe saber antes de intentarlo para que su experiencia de doble ebullición sea lo más fluida posible.

¿Qué es una caldera doble?

Un baño maría es un aparato de cocina que se utiliza para calentar suavemente diferentes alimentos y evitar que se quemen o tengan contacto directo con el agua.

Una caldera doble básica consistirá en una olla de agua con un recipiente de vidrio o metal encima. El calor del agua hirviendo calentará gradualmente el recipiente que calentará suavemente la comida en su interior. Esto hace que la ebullición doble sea una excelente opción para los alimentos que son propensos a quemarse como el chocolate y necesitan derretirse gradualmente.

Puede comprar kits para baño maría o simplemente puede usar cualquier recipiente resistente al calor sobre una olla de cocina normal. Luego, solo llenará la olla con unas pocas pulgadas de agua, cubra con el tazón y estará listo para comenzar a hervir dos veces.

¿Para qué se utiliza una caldera doble?

Para una herramienta de cocina tan simple, una caldera doble tiene muchos usos diferentes. El principal beneficio que obtiene con el uso de una caldera doble es un calor suave que hace que sea prácticamente imposible quemar sus recetas.

chocolate derretido

Uno de los usos más comunes de una caldera doble es derretir chocolate. Como sabrá cualquiera que haya hecho un postre a base de chocolate, derretir el chocolate puede ser muy difícil. Tiene un punto de combustión relativamente bajo y es muy fácil quemarse si no lo revuelves constantemente o lo colocas sobre una fuente de calor directo.

Esto hace que el doble punto de ebullición sea la forma perfecta de derretir el chocolate. Permite que el chocolate se derrita gradualmente y no lo expone al calor directo donde podría quemarse.

Salsas a base de lácteos

Otro uso común de las calderas dobles es cocinar salsas a base de lácteos. Para espesar sin romperse ni cuajarse, su salsa a base de lácteos debe calentarse gradualmente a fuego lento e indirecto. Un baño maría puede ayudar a obtener la textura adecuada sin tener que preocuparse por cocinar demasiado la salsa.

Licuar Miel

Si su miel se ha cristalizado después de un largo invierno o un período de varios días más fríos, puede ser difícil que vuelva a su textura original. Una caldera doble puede ayudarlo a hacer esto al proporcionar calor gradual que no quemará ninguno de los azúcares y cambiará la composición química de la miel.

natillas de cocina

Otro alimento fácil de quemar son las natillas. La crema debe mantenerse a fuego lento y gradual y cocinarse completamente. Sin embargo, los bordes exteriores tienden a cocinarse antes que las capas internas. Al usar una caldera doble, podrá calentar las capas internas de las natillas casi al mismo ritmo que los bordes y evitar que se quemen.

huevos revueltos

Un uso menos común de la caldera doble, pero que da resultados fantásticos es huevos revueltos en la caldera doble. Revolver los huevos al baño maría te permite cocinarlos a fuego lento y bajo. Esto dará como resultado huevos cremosos sin bordes crujientes o quemados. Esto también puede ser ideal si desea derretir queso o mezclar otros ingredientes en sus huevos.

Verduras al vapor

Una caldera doble también se puede usar para cocinar verduras al vapor gradualmente. Todo lo que necesita hacer es colocar las verduras en la porción del tazón, agregar una pequeña cantidad de agua y luego cubrirlas para atrapar un poco el vapor. Esto le permitirá cocinar al vapor sus verduras favoritas sin tener que invertir en una vaporera separada.

Consejos para cocinar al baño maría

Aunque usar una caldera doble es algo relativamente simple de hacer, hay algunos consejos que pueden ayudar a que el proceso sea aún más fluido y dé resultados fantásticos.

usar vinagre

Un problema común con el que se encuentran las personas cuando usan su caldera doble es que el recipiente se decolora. Después de muchos usos, dependiendo del material del que esté hecho el bol, el fondo del bol puede empezar a decolorarse.

Si bien esto no es peligroso, puede arruinar la apariencia de un tazón que antes era agradable y es bastante indeseable.

La mejor manera de evitar que esto suceda es agregar una pequeña cantidad de vinagre al agua de la olla antes de hervirla. Esto puede ayudar a evitar que el fondo del recipiente se decolore.

No agregue demasiada agua

El siguiente consejo es no añadir demasiada agua. Un concepto erróneo común es que cuando hierve dos veces, en realidad deberías tener el recipiente flotando en el agua hirviendo. Sin embargo, esto no podría estar más lejos de la verdad.

Cuando la ebullición doble se realiza correctamente, ninguna parte del recipiente debe tocar el agua hirviendo. En cambio, el vapor que sube del agua hirviendo calentará el recipiente y la comida que contiene. Esto es lo que permite que los alimentos se cocinen o calienten gradualmente sin riesgo de quemarlos o quemarlos.

Cómo usar una caldera doble para cocinar verduras al vapor

Antes de decidir usar una caldera doble para cocinar verduras al vapor, es importante saber cómo configurar una. Esto ayudará a cocer al vapor las verduras de manera uniforme y evitará que ocurran accidentes.

  1. Llene la olla con agua

El primer paso para usar una caldera doble para cocinar verduras al vapor es llenar una olla grande con agua. En este caso, querrá que la olla sea bastante ancha, ya que la necesitará para acomodar un tazón más grande para sus verduras.

Vas a querer agregar alrededor de 2-3 pulgadas de agua al fondo de la olla. Sin embargo, esto puede variar según la profundidad de la olla. Debes asegurarte de que haya suficiente agua para que no se evapore mientras hierve sin tocar el fondo de la olla. Si el agua toca el fondo de la olla, podría introducir demasiado calor y quemar las verduras.

  1. Hierve el agua

Ahora vas a querer llevar el agua a ebullición. Primero, llévelo a ebullición y luego bájelo a fuego lento. No querrás un hervor demasiado agresivo que haga que la olla se desborde mientras el recipiente está encima.

  1. Rellenar Tazón con Verduras

Mientras el agua hierve, querrás llenar tu tazón con verduras y un poco de agua. Asegúrese de usar un ebullición de vidrio o metal que es resistente al calor y no liberará toxinas en su comida ni se romperá cuando se exponga al calor.

Puede usar verduras crudas o congeladas, sin embargo, con las verduras congeladas debe tener mucho cuidado para cocinarlas al vapor gradualmente. Las verduras congeladas son las más propensas a quemarse por fuera mientras siguen congeladas por dentro.

Después de agregar las verduras, querrá agregar unas cucharadas de agua. Esto ayudará a cocinar las verduras al vapor y se asegurará de que permanezcan húmedas y no se pongan crujientes durante el proceso de cocción.

  1. colocar sobre la olla

Después de que el recipiente esté lleno de verduras, lo colocará sobre la olla. Asegúrese de que el recipiente no toque la superficie del agua hirviendo. Si lo hace, querrá quitar un poco de agua antes de comenzar a hervir la comida.

Asegúrese de que el tazón esté equilibrado y, preferiblemente, deje un poco de espacio para que escape el vapor. ¡No querrás crear una olla a presión!

  1. Cubrir el Tazón

Ahora es el momento de tapar el recipiente. Esto es crucial en el proceso de vaporización de vegetales.

Si simplemente coloca el recipiente con las verduras encima de la olla, las cocinará, pero en realidad no las cocerá al vapor y los bordes de las verduras se volverán crujientes.

Al cubrir las verduras, atrapa el vapor dentro y hace que las verduras se cocinen. Puede usar una tapa de cacerola simple para hacer esto, dejando solo un pequeño espacio para que escape el exceso de vapor.

  1. Vapor

Ahora que el tazón está cubierto, es hora de dejar que las verduras se cocinen al vapor. Dependiendo de la verdura que uses, el tiempo de cocción al vapor variará.

Las verduras blandas como la col rizada y las acelgas solo tardarán de 5 a 7 minutos, mientras que las verduras de raíz como las patatas y las zanahorias pueden tardar entre 10 y 15 minutos en cocinarse. Puede usar un tenedor para verificar qué tan tiernos están sus vegetales cada pocos minutos durante el proceso de cocción.

  1. ¡Retira y disfruta!

Una vez que esté satisfecho con lo bien cocidas que están sus verduras, es hora de sacarlas del baño maría y servirlas.

Para hacer esto, primero retire el tazón de la olla y déjelo a un lado. Tenga cuidado al hacer esto para no quemarse con el vapor que se puede liberar cuando levante el tazón.

Después de quitar el recipiente, puede usar guantes para horno o dejar que el recipiente se enfríe un poco antes de manipularlo. Simplemente vierta las verduras en un plato para servir y estarán listas para comer.

En este punto, también puede sazonar sus verduras si así lo desea. Algunas opciones de condimentos comunes para las verduras al vapor incluyen mantequilla, sal, jugo de limón o lima y pimienta de limón, pero siéntase libre de ser creativo y combinar sus condimentos con el resto de su comida.

Conclusión

La próxima vez que decida que las verduras al vapor están en el menú para la cena, intente prepararlas al baño maría. Es una limpieza fácil y, a menudo, ni siquiera tendrá que comprar una caldera doble especial. Simplemente puede hacer el suyo usando una olla grande y un hervor de vidrio o metal resistente al calor que descansará sobre la parte superior de la olla.

Todo lo que necesita hacer es agregar las verduras a un recipiente con una pequeña cantidad de agua y luego colocarlo sobre la parte superior de la olla. Asegúrate de que el agua no toque el fondo del recipiente, cubre el recipiente con una tapa y deja que hierva a fuego lento hasta que las verduras estén tiernas.

Después de que terminen de cocinarse al vapor, puede agregar sus condimentos o aderezos favoritos para condimentarlos y estarán listos para servir como parte de una comida saludable.

[automatic_youtube_gallery type=»search» search=»Cómo usar una caldera doble para cocinar verduras al vapor
» limit=»1″]

Deja un comentario